El uso de los uniformes de trabajo

¿Porqué se utilizan los uniformes de trabajo?

Desde el punto de vista del empresario, el uso del uniforme de trabajo responde a diferentes motivos:

·Como obligación legal, la cual sería la principal motivación.

·Por seguridad e higiene, pues los uniformes previenen y protegen de accidentes en el puesto de trabajo.

·Por comodidad, pues son prendas holgadas y resistentes.

·Por la publicidad, pues los uniformes con sus diferentes colores y distintivos pueden identificar a la empresa.

·Sentido de la unidad, pues el hecho de que todos vistan igual, crea un ambiente de pertenencia a un mismo grupo y crea igualdad entre los trabajadores.

En la mayoría de las ocasiones, el uniforme laboral es de uso obligatorio por motivos de seguridad hacia el trabajador. En los casos en los que no sea obligatorio su uso, el trabajador está en su derecho de aceptar o rechazar el uso del mismo.

La Ley de Contrato de Trabajo (LCT) no dice nada acerca de la obligación del empleador de suministrar la ropa de trabajo, ni sobre la obligación de usarla por parte del trabajador. Sin embargo, pesa sobre el empleador una obligación de “indemnidad”. Mantener indemne al trabajador “resarciendo los gastos suplidos por este para el cumplimiento adecuado del trabajo y resarcirlo de los daños sufridos … por el hecho y en ocasión del mismo” (art.76 LCT). Teóricamente, pues en la práctica raramente se da, los trabajadores podrían reclamar por el desgaste de su propia ropa cuando el empleador no le ha provisto la necesaria.

Por otro lado, tenemos la imposición que establecen la mayoría de los convenios colectivos de trabajo de entregar dos equipos para las temporadas de invierno y verano, y es aquí donde pueden surgir interrogantes acerca de varias cuestiones:

·¿Quién lava la ropa? El empleador, porque es una extensión del suministro de ropa adecuada, aunque en la práctica la mayoría de las veces lo hace el propio trabajador.

·¿Es posible que nos prohíban en uso del uniforme fuera de la empresa? Si, cuando el uniforme tenga identificaciones de la empresa claramente visibles. No podía prohibirlo si no hay identificativos y si, además, no proporciona un cofre para guardar la ropa laboral.

·¿Puede el trabajador rechazar el uso de uniforme obligatorio? En principio no, salvo que este sea ridículo o extravagante.

Esperamos con este post a ver resuelto algunas de las dudas que surgen en torno al uso de uniformes en el puesto de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.